Tiempo de lectura: 2' 9'' No. de palabras: 345

No es común que el Consejo Nacional Electoral (CNE) tenga un período de vacancia cuando aún tiene trabajo pendiente. Hasta el momento, el organismo no ha proclamado los resultados oficiales de la votación del 17 de febrero, pero su Pleno aprobó dar a los vocales y funcionarios cuatro días de vacaciones, entre el lunes y jueves próximos. Estos días se empatarán con el feriado de Viernes Santo. Por lo tanto, serán nueve días en total los de descanso. Aquello ha generado críticas de sectores políticos y de un ex titular electoral que consideran un "error estratégico" esta vacancia.

Omar Simon, ex presidente del CNE, recuerda que en las elecciones del 2009, la única medida que se tomó fue suspender las sesiones del Pleno durante una semana, pero nunca se dio vacaciones a los funcionarios, pese a que fue un proceso más complejo que el del 2013. "No existe una base legal para aprobar eso, ni el Código de la Democracia ni la Ley de Servicio Público lo permiten", aseguró Simon.

Domingo Paredes, titular del CNE, dijo que este período se aprobó en esta fecha porque desde abril el organismo entrará, de lleno, a elaborar el plan operativo para las elecciones del 2014. Además, que solo será la mitad del personal el que tenga asueto, para que de este modo continúe la actividad administrativa dentro del CNE. El otro grupo tendrá vacaciones en otra fecha.

El presidente de Creo, César Monge, dice que el CNE ha tenido una "vacancia constante" pues no actuó ante las denuncias que hizo el movimiento sobre el uso de recursos públicos. "El Ecuador necesita que este capítulo quede cerrado y el CNE debería trabajar con esta prioridad".

Mientras que el líder del PSP, Lució Gutiérrez, el CNE saca una medalla de oro en "irresponsabilidad pues deja al país es ciernes. Más bien deberían declararse en sesión permanente, es insólito pero ya no nos sorprende", dijo.

Califique
2
( votos)